Seguidores

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Andalucía desvela pueblo a pueblo el terror franquista


Desde la Consejería de Gobernación y Justicia, a través del Comisariado para la Memoria Histórica, se ha podido llevar a cabo esta localización por el exhaustivo trabajo realizado con la participación de asociaciones memorialistas, investigadores universitarios, corporaciones locales, familiares de las víctimas y ciudadanos y ciudadanas que han contribuido a la identificación de estos enterramientos.

Las fuentes de información para la efectiva localización de las fosas han sido, en un 90% de los casos el testimonio oral de los testigos, de los familiares o de investigadores locales. Además, en un 10% de los casos se han consultado los registros civiles, judiciales y de los cementerios que han permitido constatar la existencia de ejecuciones en esos municipios e identificar los nombres de la mitad de las víctimas. Como resultado de estas consultas se ha podido identificar aproximadamente el 50% de los nombres.

Este trabajo de campo ha permitido identificar cada fosa, localizarla, describir sus características, realizar un relato histórico sobre las circunstancias de su apertura, estimar el número de víctimas y enumerar las actuaciones de exhumación conocidas. Para completar y contrastar estas informaciones, los datos han sido revisados y homogeneizados por un comité técnico de coordinación, formado por investigadores de todas las universidades públicas de Andalucía. Además se han contrastado con fotografías aéreas y mapas topográficos del Instituto Cartográfico de Andalucía.

El dato oficial de víctimas asciende a 47.349, pero se queda corto

La Junta pone sobre la mesa como dato oficial 47.349 víctimas de la represión franquista de las que se conocen los nombres y apellidos de aproximadamente la mitad. "Seguramente sean más", opina Arcángel Bedmar, historiador especializado en el caso cordobés. En las dos fosas de la capital cordobesa la Junta sitúa 1.473 y 811 cuerpos. Bedmar advierte que estos datos, sacados de los libros de cementerio, son aproximaciones "por debajo de la realidad". "Así se comportan las dictaduras, borrando huellas", concluye. Se calcula que en España hay unas 2.000 fosas. En Violencia roja y azul, el historiador Francisco Espinosa cifra en 130.199 los represaliados por el franquismo en España.

Los datos del mapa andaluz salen de archivos civiles y judiciales, ayuntamientos, cementerios, testimonios... Han sido recopilados por las asociaciones de memoria, que han cargado con el grueso del trabajo. El resultado es aproximativo. Hay fosas que no están en la lista porque hay pueblos donde la represión no se ha estudiado. Tampoco es seguro que cada uno de los puntos identificados sean fosas. "Para saberlo con total certeza, hay que abrir", explica Cecilio Gordillo, coordinador de Todos los Nombres. Pero el trabajo sí es una aproximación fidedigna y un buen punto de partida.

Hay localizadas incluso fosas, como la de El Rubio (Sevilla), que figuran en el mapa aunque los cuerpos ya han sido trasladados a otro lugar. Otras, también en el mapa, podrían estar vacías si fueron excavadas para llevar los restos al Valle de los Caídos.

"Terroristas de Franco"

Un punto corresponde, por ejemplo, al mayor enterramiento ya excavado en España, el del cementerio de San Rafael, en Málaga, con más de 4.000 cuerpos y casi 3.000 a la espera de identificación. Otro, al de la fosa del cementerio de Huelva, donde se cree que hay 5.000.

"Hay pueblos en los que los terroristas de Franco mataron en un día tantas personas como los terroristas de ETA en toda su historia", afirma Juan Gallo, comisario andaluz de Memoria Histórica. Ahí está mayor fosa de Nerva (Huelva), donde se cree que hay 1.500 cuerpos. O la de Los Pozos, en Alfacar (Granada), donde podría haber 900, no lejos de donde hace un año se buscó a Lorca.

VER LISTADO DE FOSAS POR MUNICIPIOS

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada