Seguidores

martes, 22 de febrero de 2011

Puerto Real rinde homenaje a su último alcalde republicano


Ayuntamiento y Ateneo Republicano rinden tributo a José María Fernández Gómez.

El alcalde de la ciudad, José Antonio Barroso, presidió ayer el acto de homenaje que, en la persona de su hija Elena, ha recibido el que fuera último alcalde antes de la Guerra Civil, José María Fernández Gómez, que desapareció con el estallido de la contienda.

A este acto, celebrado en el salón de plenos del Ayuntamiento, acudió la teniente de alcalde de Cultura, Lola Sanisidro, y otros miembros del gobierno municipal, así como numerosos integrantes del Ateneo Republicano Puertorrealeño, que se sumaron al tributo a quien, tal día como ayer, hace 75 años, fue nombrado máximo regidor de la ciudad por el Frente Popular.

Sanisidro calificó el acto como una reivindicación de "reconocimiento, justicia y reparación", por la labor que José María Fernández llevó a cabo al frente del Ayuntamiento sin que, hasta ahora se sepa nada de sus restos mortales. Asimismo, expresó a su hija el agradecimiento de quienes hoy forman parte del gobierno local por la lucha que, por un Puerto Real mejor, mantuvo su padre.

El historiador José Pizarro realizó una semblanza de Fernández Gómez que será incluida en una edición que está preparando la Diputación sobre los alcaldes republicanos, y de la que ha entregado una copia a su hija.

Barroso también tuvo unas palabras para "el alcalde Lamela", como era conocido, del que confesó sentirse "heredero" en tanto que fue el siguiente alcalde democrático y también republicano. Igualmente recordó que "cuando José María Fernández desapareció, también murió toda su familia", en referencia al trato social que las familias de aquellos "desaparecidos" tuvieron que soportar.

Elena Fernández recibió una reproducción de la fachada del Ayuntamiento que presidió su padre, y se emocionó al expresar que al permanecer en el despacho de la Alcaldía "le parecía notar la presencia de su padre". Agradeció al Ayuntamiento y al Ateneo este recuerdo, y también a la Corporación que, con él, también desapareció en las mismas circunstancias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada