Seguidores

sábado, 8 de enero de 2011

"Es hora de que la Iglesia pida perdón por tantos actos de agravio"


La Comisión por la Recuperación de la Memoria Histórica subraya el apremio con el que la Iglesia debería disculparse por su complicidad con la represión franquista

PATRICIA CAMPELO (Público.es)

La campaña para rescatar del olvido y del desconocimiento los más de 5.000 nombres de víctimas de la represión franquista en Galicia seguirá plenamente activa en 2011.

La Comisión pola Recuperación da Memoria Histórica ha avanzado que el escrito dirigido al presidente de la Conferencia Episcopal Española, Antonio María Rouco Varela, invitándole a visitar las fosas gallegas, es una forma de "contestar" las palabras que Benedicto XVI dirigió a los periodistas en el avión papal que le traía de visita a España y en las que comparaba el secularismo actual con el de los años de la II República.

"La Iglesia deber pedir perdón públicamente por tantos actos de desagravio"

"Si el Papa hizo esas declaraciones en calidad de jefe de Estado, no tiene porqué injerir en asuntos de otros Gobierno, y si las hizo como opinión de autoridad moral, que las haga en privado". Rubén Afonso, miembro de la Comisión, ha explicado a Público.es que en la respuesta a las palabras del pontífice han querido dejar claro que están a favor de un "pacto por la laicidad" y en contra de la presión de la jerarquía católica para "imponer" su moral.

"Creemos que ya es hora que, en 2011, la Iglesia pida perdón públicamente por su apoyo a tantos actos de agravio". Afonso lamenta el papel de la institución que bautizó como 'Santa Cruzada' los actos de represión, "fueron cómplices del golpe militar de 1936, en el que desempeñaron una importancia vital".

A través de la misiva, el colectivo pretende que la institución católica participe en los homenajes a los "asesinados por defender la democracia" y, de este modo, se logre la "reconciliación" y un "cambio de rumbo" en la actitud de la Iglesia. "Hemos invitado a Rouco de buena fe porque su participación sería un acto de dignidad", ha señalado Afonso.

Bajo palio

En la carta dirigida a Rouco, en la que la Comisión solicita dar traslado de sus peticiones a Benedicto XVI, recuerdan que Franco entraba "bajo palio" en las iglesias acompañado de la jerarquía eclesiástica, la misma que hacía "el saludo fascista" al paso del dictador. La proximidad con los dirigentes del régimen la evidencian evocando las palabras del arzobispo de Toledo en el funeral de Franco, en las que mencionó a la "civilización cristiana a la que quiso servir". Asimismo le explican a Rouco que está documentado el "robo de miles niños y niñas" con la connivencia de las autoridades del franquismo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada