Seguidores

lunes, 7 de septiembre de 2009

Obligados a procesionar el día de la patrona


El ayuntamiento de El Puerto de Sta. María obligará a los concejales a asistir a las procesiones bajo mazos, traje oscuro y medalla


elplural.com

El Pleno del ayuntamiento portuense ha aprobado por mayoría del PP, mas el voto de sus socios independientes y el del edil andalucista, que los concejales deben asistir el día 8 de Septiembre, día de la Patrona, a la procesión porque así lo ha acordado hoy el consistorio. En la localidad gaditana se celebra una procesión de Nuestra Señora de Los Milagros. Hasta el momento, como es lógico, la asistencia de los concejales a dicho acto religioso era algo voluntario que dependía de la conciencia y creencias de cada edil, a partir de ahora no

La procesión es un desfile bajo mazos con todos los complementos que el protocolo requiere, como traje oscuro y portando la medalla de concejal. Pues bien, el alcalde popular, Enrique Moresco -foto-, su equipo de gobierno del PP y sus socios quieren hacer de un acto religioso y de creencias personales, algo de obligado cumplimiento y para ello lo han aprobado en una propuesta al pleno, convirtiendo así la asistencia a la procesión en un acuerdo oficial, lo que en la práctica lo transforma en un deber de los concejales portuenses.

Derecha casposa

Desde el PSOE se les ha pidió que retiras en esta propuesta algo que no se produjo en el pleno celebrado anoche. El portavoz del Grupo Socialista, Ignacio García de Quirós, ha indicado que “desde el profundo respeto a todas las personas, y haciendo especial hincapié en el respeto a las creencias religiosas de cada uno, denunciamos el carácter inquisitorial e impositivo de este equipo de Gobierno, que representa a la derecha más casposa y autoritaria, y nos quiere retrotraer a tiempos, afortunadamente, pasados”.

Ámbito privado de cada persona

Los socialistas sostienen que “este equipo de Gobierno, con su espuria mayoría, impone decisiones que pertenecen al ámbito privado de cada persona”, comentó García de Quirós, quien asegura que “lo peor de todo ello, es que este tipo de decisiones, por su propia naturaleza de impuestas, no benefician en absoluto la dignificación que merece nuestra Patrona”. El edil considera que “el Partido Popular pretende utilizar políticamente la festividad de la Patrona para dividir a la Corporación en buenos y malos, una actitud política deplorable y que hunde sus raíces en tiempos anteriores al Concilio de Trento”.

Dividir a la sociedad

“El Partido Popular de nuestra ciudad, con su actitud caciquil y retrógrada, pretende dividir a la Corporación y a la ciudadanía, y de ningún modo podemos compartir ese despropósito. Por ello, mostramos y reiteramos nuestro total desacuerdo con esta imposición”, comentó García de Quirós, quien concluyó indicando que “nos consta que la decisión que han tomado no ha sido a instancias ni de la Iglesia ni de las hermandades, que sabemos son por naturaleza respetuosas con las libertades democráticas y las leyes de nuestro ordenamiento jurídico”.

Comentario de Juan Luis Martínez Muñoz-Cruzado en:
http://www.lacuevadelrepublicano.blogspot.com/

De la noticia llama mi atención cómo nada y guarda la ropa el portavoz municipal socialista: que si la medida no contribuye a dignificar a la Patrona si no todo lo contrario; que sabe que la cosa no es responsabilidad de la Iglesia y de las cofradías... Que patatín, que patatán... ¡Manda huevos! La cuestión de fondo es que cualquier formación de izquierdas debería tener por santo y seña un laicismo sin concesiones, de modo que los concejales y las concejalas que quisieran libérrimamente procesionar deberían hacerlo como feligreses de a pie, y no ostentando medallones ni bajo mazas.

En mi pueblo, San Fernando (situado en la Bahía de Cádiz, muy próximo a El Puerto de Santa María), el servilismo del PSOE hacia las cofradías alcanza cotas equiparables al del PA y PP. Y no es sólo que los concejales socialistas procesionen con la Patrona, sino que en Semana Santa realizan un maratón extenuante para aparecer en los desfiles de cuantas más hermandades mejor. Y por supuesto no pasan por alto rosarios de la aurora, novenas, triduos, etc.

Lo más esperpéntico que he visto del nacional catolicismo imperante en mi pueblo fue un cartel en el que se anunciaba una procesión marítima de la Virgen del Carmen, en julio de este año. En la parte de abajo aparecían los patrocinadores. Pues bien, átense los machos (y las hembras): junto a varias empresas, aparecían los logos y siglas del PA, del PP y del PSOE. Y es que por estos lares los partidos ejercen de solícitos lacayos de estas asociaciones católicas, cuyas masas de devotos y devotas son, según parece, capaces de propiciar prodigiosos resultados electorales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada