Seguidores

jueves, 11 de agosto de 2011

CARTA AL SEÑOR RATZINGER


Carta al Señor Ratzinger, Jefe de la Iglesia Católica.

María Torres.

Señor Ratzinger, Ya se que vendrá a Madrid el próximo 18 de agosto en visita privada, para tomar parte en no se que jornadas mundiales de la juventud (Cómo para no saberlo a estas alturas). Creo que después irá a Barcelona y a Santiago. A mi me parece perfecto que usted quiera viajar por todo lo largo y ancho de este mundo, como decía el Capitán Tan. Lo que no me parece tan bien es que venga con gastos pagados.

No se si usted sabe como está la cosa aquí en el Estado Español, que además es laico, que lo sepa. Pues la cosa anda mal. Cinco millones de personas no tienen trabajo y muy pocas esperanzas de encontrarlo. Crecen los recortes en educación, sanidad, en servicios sociales. Los pensionistas cobran menos y a los funcionarios les han bajado el sueldo. En fin, ya se puede usted hacer una idea.

Según he leído, solo en Madrid se gastarán por su visita unos 100 millones de euros, todo del dinero público, ese que es de todos los españoles, sean católicos, judíos, ortodoxos o ateos. Y además sin preguntar, porque si a mi me preguntan les hubiera dicho, sin lamentarlo lo más mínimo, que ni un euro para usted, pues la verdad prefiero dárselo al pueblo de Somalia, que le hace mucha más falta.

No venga Señor Ratzinger, se lo digo con toda confianza y sin ninguna acritud, aunque con muy mala leche. Y si finalmente decide venir, haga como la mayoría de los mortales, páguese sus gastos y los de su extenso séquito. No creo que el Vaticano esté para que le rescaten como estamos aquí, y sin duda podrá financiarle.

Como a pesar de esta carta, y de otros miles de peticiones, se que vendrá, que sepa Usted que el día 17 de agosto nos reuniremos unas cuantas personas para pedirle que nos excomulgue. De verdad, créame, nos avergüenza pertenecer, aunque sólo sea en un papel, a su corrupta iglesia.

María Torres.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada