Seguidores

sábado, 2 de octubre de 2010

El Banco Vaticano investigado por blanqueo de dinero


El presidente del Banco Vaticano, Ettore Gotti Tedeschi, está siendo investigado por la Fiscalía de Roma por presunto blanqueo de dinero. Junto a Gotti Tedeschi también está siendo investigado otro importante directivo de la entidad financiera vaticana, según han informado los medios de comunicación italianos.

La justicia italiana sospecha que Instituto de crédito del Vaticano, conocido oficialmente como el Instituto para las Obras de Religión (IOR), administró a través de cuentas anónimas, identificadas sólo con la sigla IOR, importantes sumas de dinero de oscura procedencia.

La jueza María Teresa Covatta ha decretado la incautación preventiva de 23 millones de euros depositados en una cuenta corriente del banco Credito Artigiano a nombre del Banco Vaticano.

Operaciones por 20 millones

La Fiscalía indaga dos operaciones bancarias que preveían la transferencia de 20 millones de euros a la JP Morgan de Fráncfort (Alemania) y de otras tres entidades a la Banca del Fucino. Según los investigadores, ambos dirigentes del IOR no facilitaron la información necesaria.
La oficina de Tedeschi tampoco ha hecho declaraciones al respecto, mientras que la Santa Sede ha emitido un comunicado en el que expresa su "sorpresa" y "perplejidad" por la investigación y manifiesta su "máxima confianza".


La investigación judicial contra un banco del Vaticano, que se beneficia de la extraterritorialidad ya que se encuentra en la Ciudad del Vaticano, pudo ser abierta en base a las normas adoptadas en el 2007 que obligan a los bancos a suministrar la identidad de los autores y la naturaleza de la transacción.

El llamado banco del Vaticano, que administra las cuentas de varias órdenes religiosas así como de asociaciones católicas, es una institución de la Iglesia Católica que no se rige por las normas financieras vigentes en Italia.

El Instituto estuvo implicado en un escándalo político-financiero en los años 80, por la quiebra en 1982 del Banco Ambrosiano (del cual el Vaticano era un accionista importante) por el peso de una deuda de unos 3.500 millones de dólares y un agujero fiscal de 1.400 millones de dólares.

Nueva investigación

El banco del Vaticano ya fue investigado en diciembre de 2009 por su presunta participación en un esquema de lavado de dinero mediante cuentas en uno de los mayores bancos de Italia.
Según los informes de los funcionarios de la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) del Banco de Italia, en aquel caso se identificaron transacciones por valor de hasta 180.000.000 euros que presuntamente violaron las normas anti-lavado de dinero en cuentas abiertas en una sucursal de UniCredit en Via della Conciliazione, junto a la Basílica de San Pedro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada