Seguidores

jueves, 2 de septiembre de 2010

Nace la Asociación de Amigos de "LA REPÚBLICA"


Presidida por el abogado y jurista, Teodulfo Lagunero, y cuyo vicepresidente es Antonio Romero, Coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República, intentará convertir a laRepublica.es en un gran periódico republicano de más calidad, con más contenidos y con más capacidad para promover el debate sobre la República en la sociedad.

Nace la Asociación Amigos de LA REPÚBLICA, presidida por el abogado y jurista, Teodulfo Lagunero, y cuyo vicepresidente es Antonio Romero, Coordinador de la Red de Municipios por la Tercera República.

El objetivo de la Asociación es convertir a laRepublica.es en un gran periódico republicano de más calidad, con más contenidos y con más capacidad para promover el debate sobre la República en la sociedad.

Entre los objetivos de Amigos de LA REPÚBLICA está además promover los valores democráticos de la libertad, igualdad, fraternidad y solidaridad, dentro de una sociedad española laica y republicana

La asociación promoverá que la Constitución española sea más avanzada socialmente y más respetuosa con la voluntad popular. La asociación promoverá un sistema electoral verdaderamente representativo, en el que cada ciudadano sea un voto, y que éste tenga el mismo valor en todas las comunidades autónomas que forman el Estado español, sin que esa proporcionalidad se vea alterada con ningún artificio electoral.
Además, promoverá la cultura y la creación artística, además de publicaciones y medios de comunicación de carácter progresista. Trabajará para facilitar la cooperación y comunicación entre colectivos y personas que defiendan los valores de convivencia, respeto mutuo y tolerancia.
El Presidente de la Asociación, Teodulfo Lagunero, hace pública hoy una carta abierta a los lectores de LA REPÚBLICA invitándoles a sumarse a la Asociación y destacando la necesidad de ingresos ajenos a la publicidad para construir un gran medio de comunicación.

Carta abierta a los lectores de laRepublica.es


Teodulfo Lagunero, Presidente del Club de Amigos de La Republica

Todos sabemos la trascendencia política y humana que tienen los medios de información en este mundo globalizado. Los ciudadanos se hallan inmersos en un bombardeo incesante de información, mejor aún, manipulación para encauzar la opinión pública hacia los intereses del verdadero poder que es el dinero. Éste controla en su mayoría esos medios de información: los diarios en papel están todos virtualmente al servicio de ese poder, con pequeños matices de más o menos a la extrema derecha, la derecha o un etéreo centro. Diarios de papel de izquierdas no hay ninguno. Quizá tienda a la izquierda "PÚBLICO", en todo caso, por ahora de poca tirada frente a un enjambre de signo contrario.
Las televisiones privadas, absolutamente todas al servicio del capital o de la derecha. Las televisiones públicas, con claro desprecio al mandato constitucional, ningunea a izquierda real. Igual ocurre con la radio pública, cuando también todas las radios privadas son de extrema derecha (quizá la SER con cierta tendencia al centro e incluso -cuando le conviene a sus intereses económicos- favorable al PSOE).
Lo anterior es cierto, a pesar que algún periodista y personal técnico de esos medios, sean personas de izquierdas e intentan por todos los medios usar de su pequeño margen de independencia para tratar de ser menos tendenciosos.
¿Qué pasa con la información online? Evidentemente aquí encontramos de todo. Sin embargo, los llamados periódicos digitales son en su mayor parte de derechas o al servicio del PSOE. Todos estos periódicos online, cuentan con importantes medios económicos provenientes de la publicidad o de subvenciones, en definitiva, sacados de los bolsillos o de los impuestos de los ciudadanos, que, de una manera o de otra, alimentan esos periódicos digitales. Contar con estos importantes medios financieros permite que estos diarios, al estar atendidos por profesionales a sueldo, sean aparentemente atractivos, bien informados, y cuenten con la colaboración de comentaristas, de más o menos prestigio, pero sí de renombre.
Nuestro periódico digital laRepublica.es, no solo por su nombre, que ya evidentemente es un hándicap para poder tener publicidad, sino por representar de manera abierta, clara y rotunda, la defensa de los ideales de la izquierda, y fundamentalmente, -aunque no en exclusiva- el ideal comunista, socialista y la defensa de los ideales republicanos, ni por asomo puede aspirar a disponer de ingresos provenientes de la publicidad. LA REPÚBLICA es la obra meritoria, generosa y entregada de un pequeño grupo de entusiastas que encabeza su director Javier Parra.
No hay milagros. Sin contar con ningún medio económico para poder mantener un mínimo de profesionales con dedicación absoluta a hacer un periódico digital que nos proporcione toda la información y colaboraciones estables que nos la hagan cada día más atractiva e interesante, es absolutamente inviable. La realidad se impone. Si queremos que laRepublica.es nos traiga cada mañana el aire fresco de nuestras ideas y el ondear de nuestras banderas, debemos sus lectores contribuir, aunque sea mínimamente a que LA REPÚBLICA, ya que no puede tener ingresos por publicidad, los tenga por la aportación generosa de sus lectores.
Es la única manera de que nuestro diario sea cada día más atractivo, nos dé más información, y nos proporcione las opiniones libremente expresadas de intelectuales, profesionales, autodidactas, etc. Opiniones que también con absoluta libertad serán comentadas por los lectores. Con esta finalidad, un grupo de amigos del medio, entre los que quiero resaltar al veterano líder político comunista -luchador infatigable en defensa de los trabajadores- Antonio Romero, hemos constituido legalmente una "Asociación de amigos de LA REPÚBLICA" . Desde laRepublica.es y en amigosdelarepublica.es se informará sobre la manera en que todos cuantos lectores se consideren sus amigos, puedan integrarse en la mencionada Asociación en la que todos los miembros tendremos los mismos derechos y obligaciones.
La obligación fundamental de todos sus miembros es aportar una cuota mínima mensual que se dará a conocer. Estas cuotas será el patrimonio económico de la Asociación que se destinará íntegramente a hacer un periódico digital más completo, más interesante y más informativo, en el que sus lectores, con su libre participación, marcarán su línea editorial, sin dejar de ser un foro abierto al diálogo, la controversia leal y respetuosa, donde todos podremos defender nuestros puntos de vista y nuestros ideales.
Evidentemente, son muchísimas las personas individuales, las agrupaciones políticas, las instituciones municipales, autonómicas y nacionales, que entran a diario a conocer y leer LA REPÚBLICA. Estoy convencido que los que entran para leer diariamente la verdad sin censuras ni tergiversaciones movidas por intereses espurios se unirán en su mayor parte a nuestra "Asociación de amigos de LA REPÚBLICA". Desde aquí, con un fuerte abrazo solidario, les doy la bienvenida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada