Seguidores

lunes, 30 de noviembre de 2009

Debernardo: Un cacique disfrazado de demócrata


Durante la “Gran Gala” de presentación de los actos del Bicentenario el alcalde (por la gracia de dos) pronunciaba estas palabras que en su boca suenan a vacías e hipócritas:
“…la apuesta por valores y principios directamente relacionados con los hechos que conmemoramos como son la libertad, la justicia, la igualdad y, en definitiva, la democracia”.
Mientras y a la misma hora, los servicios de limpieza del ayuntamiento retiraban carteles que convocan a la manifestación donde los ciudadanos le van a reclamar su dimisión; “Yo solo soy un mandado, pedirle explicaciones al ayuntamiento”, exclamaba el operario cuando fue cazado in fraganti por la cámara de un vecino.

Manuel Maria Debernardo, alcalde, por la gracia del Pacto de los Sillones, desprecia la libertad de expresión y esa democracia con la que hipócritamente adorna sus discursos. Solo es un cacique disfrazado de demócrata.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada