Seguidores

martes, 17 de febrero de 2009

El Vaticano invirtió veinte millones de euros en bonos emitidos por La Caixa


Publicado en: www.insurgente.org
La Caixa realizó la primera emisión de deuda con garantía del Tesoro español el pasado 28 de enero por un importe de 2.000 millones de euros, y un uno por ciento se lo quedó la Santa Sede, es decir, 20 millones de euros.
Y es que donde hay dinero, se nota. “Nunca habíamos visto que el Vaticano participara en una emisión de deuda de una entidad española, por lo menos de forma directa”. Por estos bonos la Santa Sede recibirá una rentabilidad anual del 3,38%. Dicho en otras palabras, obtendrá 676.000 euros al año por su inversión de 20 millones de euros. Eso si no hay novedad en el complicado sector financiero.
La primera emisión de bonos de la banca bajo el paraguas del Estado cuenta con el respaldo de La santa sede, que invirtió un 1% en la operación de 2.000 millones que lanzó la entidad.

El mundo está sumergido en una de las peores crisis financieras de la historia. Entre sus efectos más perniciosos se encuentra la pérdida total de la confianza de los inversores, lo que ha dificultado el acceso a la financiación de todo el tejido empresarial, pero principalmente de la banca.

Sin embargo, las ayudas de los gobiernos y los avales públicos otorgados a las entidades para emitir deuda están surtiendo efecto, hasta el punto de que el propio Vaticano ha mostrado su interés por este tipo de activos.

La Caixa realizó la primera emisión de deuda con garantía del Tesoro español el pasado 28 de enero por un importe de 2.000 millones de euros, y un uno por ciento se lo quedó la Santa Sede, es decir, 20 millones de euros. “Nunca habíamos visto que el Vaticano participara en una emisión de deuda de una entidad española, por lo menos de forma directa”, explica el director de mercados de capitales de uno de los bancos colocadores de deuda más activos de España.

Cuando se realiza una emisión de este tipo, un sindicato de bancos hace el recuento de cómo se ha distribuido la deuda. En el caso de la operación de la Caixa, el 48 por ciento de la deuda se la quedaron grandes inversores españoles; el 34,5%, británicos y el 7,7%, alemanes, entre otros. Y una pequeña parte del pastel fue a parar a manos del Vaticano.

Atractivo rendimiento

Por estos bonos lanzados de la caja presidida por Isidro Fainé, la Santa Sede recibirá una rentabilidad anual del 3,38%._Dicho en otras palabras, obtendrá 676.000 euros al año por su inversión de 20 millones de euros, que se convertirán en 2,028 millones de euros si mantienen la deuda hasta vencimiento, es decir, durante los próximos tres años de vida del bono. La deuda de los bancos con garantía cuenta con la misma calidad crediticia que los bonos soberanos, el activo refugio por excelencia para un periodo de turbulencias como el actual.

Tanto la deuda con aval como la pública se destinan al mismo perfil de inversor, con la diferencia de que la primera otorga una rentabilidad más elevada. De ahí que, por ejemplo, los bancos centrales, que son inversores habituales de deuda pública, se quedaran con un 5% de la emisión de La Caixa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada